Cartas a mi hija huérfana (II)

Madrid, 17 de noviembre de 2016

Buenos días, I.

El domingo fuimos a la biblioteca y te comenté de un libro, “Vaya lio de familia”. No me atreví a cogerlo y leertelo. Va de unos padres que se divorcian y tienen nuevas parejas. Papa está con una nueva pareja que tiene una hija y mama se queda embarazada de su nuevo novio. Un lio.

9788424629427

No me atreví.

No sé mama, pero yo no te he dicho que papa y mama están divorciados ni lo que eso significa. No eres tonta y sabes que tienes dos casas, que papa y mama no duermen en la misma casa y que tienen nuevos amigos. El que se llama igual que yo y tiene dos niños. Y tú ya conoces a R.

Las explicaciones que te he dado son bastante tontas. Quizás sea porque tampoco yo sé muy bien porque tu madre y yo ya no estamos juntos. Yo tengo mis razones y tu madre tendrá las suyas, las que me dijo y las que le movieron. Yo simplemente pienso que no podía estar donde ya no querían que estuviera. Sigo queriendo a tu madre, por mucho que a veces me ponga de los nervios, pero sé que no podré vivir con ella.

Tengo miedo, te lo confieso, a los amigos de mama. Miedo a que me sustituyan y pasen más tiempo contigo que yo. Hay una película, “Last chance Harvey”, de Dustin Hoffman, sobre un padre divorciado que tiene que ir a la boda de su hija en la que él es último mono ante el nuevo marido de su ex mujer, que crío a su hija y paga la ceremonia. Te recuerdo que, como dice Darth Vader, “yo soy tu padre” y siempre lo seré. Todos los días iré donde tu estés.

Que papa y mama estén divorciados te debe enseñar que no todo es para siempre, sobre todo en el amor. Que hay que cuidar las relaciones y los amores. Otros te dirán que el amor entre padres e hijos es distinto y es para siempre. Sí que es cierto que es más resistente, más basado en la sangre y es más clara su vocación de transcendencia, de futuro, que las relaciones sentimentales que tú creas, que los amores con los que te encuentras en la vida. Pero también hay que cuidarlo porque si se rompe duele mucho más.

Este fin de semana estas en casa de mama, pero el viernes duermes en mi casa. Mama quiere salir a cenar para celebrar su cumpleaños. El sábado quizás vayamos a ajedrez.

Cuéntale a mama que has hecho hoy en el Colegio.

Tu papa que te quiere.

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s